Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

  reiki3.jpg

La palabra  Reiki  es de origen japonés, y se compone de dos vocablos:

rei.jpgRei, que significa Energía Universal o Inteligencia Universal cósmica  y divina  que ordena  y regula el funcionamiento universal, y que  forma parte de todos nosotros.

 

 

 

 

 

 

ki.jpgKi, que significa Fuerza Vital es la fuerza o energía de naturaleza divina que posibilita la vida, también llamada Chi, Qui, Prana, bioplasma, Luz divina,..

 

 

 

 

 

Reiki quiere decir Energía Universal Vital dirigida o guiada espiritualmente.

El  Reiki es un sistema  ancestral de sanación, autosanación  y reequilibrado   bioenergético  de canalización y transmisión de la  Energía  Universal  curativa mediante  la imposición de manos  y la utilización de  determinados símbolos.

Es un método terapéutico muy poderoso,  para obtener   armonía,  bienestar  y equilibrio integral, holístico  en todos los niveles: físico, emocional, mental y espiritual.

El Reiki es una técnica efectiva, sencilla, poderosa de efectos inmediatos, ya que no requiere de una preparación previa ni de un entrenamiento determinado. Cualquier  persona  que haya recibido las enseñanzas y la sintonización de Reiki I de un Maestro  Reiki  puede empezar a  utilizarlo para sí mismo y para lo demás.

En Reiki se trabaja directamente con el campo energético de la persona, desbloqueando, restaurando y armonizando la Energía Vital.reiki4.png

Reiki define la fuerza vital que está en el interior del ser humano y  nos ayuda en nuestro  desarrollo y crecimiento personal, y en la expansión de nuestra conciencia.

Con el  Reiki se eliminan el estrés, los miedos, la ansiedad, todo aquello que nos impide avanzar en nuestro crecimiento personal, y nos ayuda a conectar con nuestra esencia luminosa de Amor divino.

La energía Reiki armoniza y reequilibra el flujo energético  actuando simultáneamente  en los niveles físico, mental, emocional y espiritual.

Poseemos la facultad y la potestad de poder utilizar conscientemente la Energía Universal para nuestra sanación física, mental, emocional y espiritual, para que nuestra vida sea más armoniosa, saludable, gozosa, amorosa y equilibrada.

El Reiki es un sistema de sanación y de autosanación integral, holístico que actúa tanto en el plano físico, como en los planos no físicos, sanándolos en los niveles mental emocional y espiritual.

Es una técnica de reequilibrado energético que potencia la autorrealización, el crecimiento y la evolución espiritual de quien la pone en práctica.

Las dos reglas básicas de Reiki son:

1.Todas las personas deben pedir previamente su tratamiento. Respetar el libre albedrío, nadie debe interferir en la voluntad de  sanar de otra persona.

2.Todo tratamiento debe ir acompañado de una contraprestación, sea de la clase que sea, pero es esencial que haya un intercambio.

Los cinco principios Reiki.

 Toda curación lleva consigo un cambio de actitud ante la vida. Cambiando pensamientos negativos por  pensamientos positivos. Son unas normas básicas de comportamiento y de ética que debemos practicar e interiorizar hasta convertirlos en principios rectores de nuestra vida.  Son  “Los Secretos de la felicidad” enunciados por Mikao Usui y que deben regir el día a día de toda persona:

“Sólo por hoy (Kyo Dakewa):

  • No te preocupes (Ikaruna).
  • No te enojes (Shinpai shuna).
  • Sé agradecido (Kansha Shite)
  • Trabaja duro y  honestamente (Kyo wo hageme).
  • Sé amable contigo y con todos los que te rodean (Ito ni shinsetsu-ni)”

El Reiki es, para quienes lo practican y lo siguen, una filosofía de vida,  cuya finalidad es cultivar el corazón de las personas.

Los Chakras y el Reiki

La Fuerza Vital es lo que nos mantiene vivos. Esta Fuerza penetra por unas puertas de entrada llamadas Chakras y fluye incesantemente a través de unos canales energéticos llamados meridianos y nadis. La palabra Chakra , en sánscrito, significa rueda o disco que gira.

Un Chakra es una puerta de entrada a la energía. La misión de los Chakras es canalizar las energías de vibración superior hacia las estructuras celulares y orgánicas del cuerpo físico.

Los Chakras reciben y absorben la Energía Universal y la adaptan, la sintonizan a la frecuencia vibratoria particular de cada ser, que será más alta o más baja en función del grado espiritual de cada persona; una vez absorbida y sintonizada, se transforma en la Energía Vital individual de cada uno. Cuando la Energía Vital no circula con fluidez, disminuye o se interrumpe su libre circulación, los órganos corporales dejan de funcionar adecuadamente y es cuando aparecen las dolencias y las enfermedades.

La función principal de los Chakras es suministrar vitalidad al cuerpo físico canalizando la Energía Universal hacia todos nuestros órganos. Con el Reiki podemos detectar cuál Chakra funciona mal y reajustarlo mediante la técnica del Equilibrado de Chakras.

Al recibir un tratamiento Reiki, a través de las manos del transmisor, acogemos una dosis elevada de Energía Universal pura y limpia que elimina los bloqueos energéticos.


Es una terapia complementaria a la medicina convencional  reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).